Lo extraordinario no conoce límites.

Audi Q7 Nueva Era

Justo como debe ser un Audi Q7: atlético, atemporal, único. Con un aspecto deportivo realzado. Con más anchura y altura, y una presencia aún más impactante. Potente e impactante, pero aun así, ligero. Un diseño que habla un nuevo lenguaje, como la parrilla singleframe en diseño tridimensional o la tecnología Audi Matrix LED que consigue aportar un brillo cristalino y proporcionan una tecnología de iluminación de las más avanzadas del sector de la automoción. El Audi Q7 es el resultado de una idea ambiciosa: no dejar de mejorar nunca.

145x80_AQ7_151009

Confianza en si mismo

Preparado para enfrentarse a cualquier situación. Realzado por superficies claramente definidas y líneas firmes. Atlético, atemporal, único. Los genes de quattro se hacen claramente visibles en los pasos de rueda y en el embellecedor lateral con el logotipo de quattro grabado.

145x80_AQ7_151010

Lo extraordinario alcanza nuevos horizontes

El Audi Q7 se describe así: atlético, atemporal y único. Moldeado en un nuevo lenguaje de diseño Q que se caracteriza por unos contornos y unas líneas precisas. Más compacto, ofreciendo un confort y una habitabilidad magnífica. Más ancho, más alto y con una presencia aún más impactante. Masculino, pero aun así, ligero. El Audi Q7 es el resultado de un objetivo ambicioso: estar a la vanguardia de la técnica.

145x80_AQ7_D_151002

Dejando huella. Con una construcción ligera.

Hacer más ligero un coche es uno de los mayores retos para la ingeniería automotriz. Se han examinado cada uno de los componentes y se han conseguido realizar una combinación más inteligente de materiales, con lo que se han reducido el peso del Audi Q7 hasta 325 kg en comparación con su predecesor. La consecuencia lógica es un menor consumo de combustible y una agilidad sorprendente en este segmento.