Innovador sistema de amortiguación de Audi: Nueva tecnología ahorra combustible y aumenta la comodidad

En la movilidad del futuro, la recuperación de la energía desempeña un papel cada vez más importante, incluso en la suspensión de un automóvil. Audi está trabajando en un prototipo llamado "eROT", en el cual los amortiguadores rotativos electromecánicos sustituyen a los amortiguadores hidráulicos utilizados en la actualidad para proporcionar un viaje aún más cómodo.

El principio detrás de eROT se explica fácilmente: "Cada bache, cada irregularidad, cada curva induce energía cinética en el automóvil. Los amortiguadores actuales absorben esta energía, que se pierde en forma de calor", explica el Dr. Stefan Knirsch, Miembro del Consejo para el Desarrollo Técnico de Audi AG. "Con el nuevo sistema de amortiguación electromecánico en el sistema eléctrico de 48 voltios, ponemos en uso esta energía. Además, brinda nuevas posibilidades, tanto a nosotros como a nuestros clientes, para el ajuste de la suspensión".

El sistema eROT responde rápidamente y con baja inercia. Como una suspensión con control activo, se adapta idealmente a las irregularidades en la superficie de la carretera y al estilo de manejo del conductor. El ajuste de la amortiguación es virtualmente libre de definición a través de un software que aumenta el alcance de las funciones. Se elimina la dependencia mutua de la extensión y compresión que limita a los amortiguadores hidráulicos convencionales. Con eROT, Audi configura el nivel de presión durante la compresión para que sea cómodo y suave sin comprometer la recuperación tensa durante la extensión. Otra de las ventajas del nuevo sistema de amortiguación es su geometría. Los motores eléctricos dispuestos horizontalmente en la zona del eje trasero reemplazan a los amortiguadores telescópicos verticales, lo que proporciona más espacio en el maletero.

El sistema eROT ofrece una segunda función, además de la característica de amortiguación de libre programación, puede convertir la energía cinética, producida durante la compresión y extensión, en electricidad. Para lograr esto, un brazo de palanca absorbe el movimiento del soporte de la rueda. El brazo de palanca transmite esta fuerza a través de una serie de engranajes a un alternador, el cual la convierte en electricidad. La capacidad de recuperación promedio durante las pruebas en las carreteras alemanas fue de 100 a 150 vatios, desde 3 vatios en una autopista recientemente pavimentada, hasta 613 vatios en carreteras secundarias rugosa. Bajo condiciones de conducción normal, esto corresponde a un ahorro de CO2 de hasta tres gramos por kilómetro.

La nueva tecnología eROT se basa en un sistema eléctrico de 48 voltios de alto rendimiento. En esta primera etapa de diseño la batería de iones de litio proporciona 0.5 kWh de capacidad de energía y una potencia máxima de 13 kW. Un convertidor de corriente continua conecta el sistema de 48 voltios con el sistema eléctrico principal de 12 voltios, que incluye un generador optimizado altamente eficiente.

Los primeros resultados de las pruebas de la tecnología eROT son prometedores, por lo tanto, su uso en futuros modelos de producción en serie de Audi es perfectamente concebible. Un requisito previo para esto es el sistema eléctrico de 48 voltios, que es un componente clave de la estrategia de electrificación de Audi. En la próxima versión, prevista para el año 2017, el sistema de 48 voltios servirá como el sistema eléctrico primario en un nuevo modelo de Audi y alimentará una unidad híbrida de alto rendimiento, lo que ofrecerá un ahorro potencial de combustible de hasta 0.7 litros por cada 100 kilómetros.

Atrás